El pimentón y sus propiedades antioxidantes

El pimentón y sus propiedades antioxidantes

El origen de todas estas variedades en sí es el mismo, el Capsicum Annuum, y la misma familia de la papa y el tomate, las solanáceas. Dicha fruta se descubrió en Centroamérica y Suramérica, debido a su versatilidad y sabor consiguió llamar la atención de Cristóbal Colón en su expedición a esas tierras para traerla a Europa, esta anécdota ya fue comentada anteriormente en nuestro blog. Tras este suceso poco después se convirtió en uno de los elementos más importantes del comercio y toda cocina de aquella época (similar a día de hoy). Respecto a nuestra tierra, los primeros indicios de pimentón en Murcia se remonta a comienzos del siglo XVI, los frailes Jerónimos la introdujeron como planta exótica y tiempo después una vecina del lugar comenzó a tratar el pimentón tostándolo al horno recubiertos de aceite para lograr una vistosidad mucho más llamativa de la que de por sí tiene el elemento. El siguiente logro de la señora fue “picarlos” con un mortero y posteriormente, agilizó el proceso con un molino harinero… Ese fue el inicio de uno de los productos más característicos de nuestra región.

De todas las propiedades positivas que contiene el pimentón, destacan sobre todo su gran sabor, bonito aspecto y flexibilidad para cada tipo de dieta, bajo tanto en calorías como en carbohidratos… y lo más llamativo e importante, posee muchos minerales y altas concentraciones de “antioxidantes”.

Todo lo enumerado ofrece variedad de beneficios a nuestra salud, pero este último elemento (el Antioxidante) merece especial mención dado que ayuda en la prevención de las enfermedades cardiovasculares ya que ejercen propiedades antiinflamatorias en el organismo que además puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer o la diabetes del tipo 2. Es más, el pimentón o paprika tiene dos tipos de carotenoides, la luteína y zeaxantina que sobre todo ayuda a proteger la vista de daños en la mácula del ojo y evitar degeneración visual en gran medida.

Todos estos beneficios que han sido enumerados compatibilizan con cualquier forma de elaboración, aunque si es importante que su cocción no se prolongue mucho para así evitar la pérdida de las propiedades beneficiosas.